EN CASA

Nuestros primeros consejos son para el nuevo papá, mímala tanto como al bebé, ambos te necesitan a partes iguales. Ocúpate de acercarlo a su pecho para que lo alimente, cámbiale y juega con él, acompaña a tu pareja en sus paseos, pregúntale cómo se siente, escúchala. Y muy importante, déjale un espacio para ella sola. Es importe que la mamá reciente se ocupe, también, de sí misma.

Las contracciones se sienten aún en los primeros días, aunque ya son más suaves. Sirven para que el útero recupere tanto el peso como el lugar que tenía antes del embarazo.

Los famosos loquios, son los restos de sangre procedente de la herida que ha dejado la placenta, secreciones y restos de tejidos procedentes del útero. Son eliminados en cada contracción. Al principio son rojos, abundantes, a veces con algún coágulo, y con el paso de los días se tornan de color parduzco, amarillentento, hasta desaparecer por completo hacia el final de la quinta semana. Mientras duren es importante usar compresas no tampones.

El ciclo menstrual se reanuda aproximadamente a los 40 días. Aunque en la mujer lactante puede retrasarse hasta el final de la lactancia. No significando por ello, que durante este período no seas fértil, por lo que si no adoptas precauciones en tus relaciones sexuales, existe riesgo de embarazo.

Para el  cuidado de los puntos, se deben lavar dos veces al día con agua hervida templada con un poco de sal. A continuación seca presionando suavemente con una compresa o una toalla limpia, y déjala al aire todo el tiempo que puedas.

Cámbiate a menudo de compresa y elige las de algodón.

Dúchate todos los días, pero sin permanecer demasiado tiempo bajo el agua, para que la cicatriz no esté mucho tiempo mojada. Durante el tiempo que duran los loquios está totalmente desaconsejado el baño, para prevenir posibles infecciones.

Dependiendo del tipo de sutura, los puntos se habrán reabsorbido totalmente al cabo de 8 a 15 días. En el caso de la cesárea los puntos exteriores los debe quitar un especialista al cabo de ocho días.

subir

 

APRENDE A QUERERTE

Después del parto, es fundamental dedicarte un tiempo todos los días. Un tiempo para cuidarte, relajarte, quererte ..., esto sin duda ayudará a no caer en la famosa depresión postparto.

Te damos diez consejos a seguir para quererte un poco más:

  1. No te midas sólo por lo que sabes hacer
  2. Acepta tus defectos
  3. Concéntrate en tus virtudes
  4. Pon pasión en lo que haces
  5. Sigue tu naturaleza
  6. Elige bien a las personas que te rodean
  7. Delante del espejo ... con amor
  8. Descubre tus deseos
  9. Concédete espacio y tiempo
  10. ¡Vivan las novedades!

subir

 

ALIMENTACION

Aunque la nueva mamá adelgaza rápidamente, la forma del cuerpo ya no es la de antes. Las caderas se han ensanchado y el tamaño del pecho es mayor. Aún así no conviene recurrir a dietas drásticas, por el deseo de recuperar la línea a toda prisa.

Si la mamá está lactando, el organismo necesita todos los nutrientes ofrecidos por la alimentación, para poderlos pasar al pequeño.

Lo ideal sería ir perdiendo 200 g. a la semana. Es mejor reducir la cantidad de comida que pones en el plato que eliminar alimentos. Así no desequilibras el menú.

subir

 

REVISIONES

El postparto, es un período que al igual que el embarazo precisa control médico, por tanto es conveniente realizar la primera visita al décimo día después del parto.

subir

 

RELACIONES SEXUALES

Después del parto los niveles de estrógenos se encuentran bastante bajos, y se mantienen así unos meses si la madre da el pecho, lo que disminuye ligeramente la respuesta sexual y el deseo, además de provocar cierta sequedad vaginal, que suele remitir tras el retorno de la menstruación. Por otra parte, los altos niveles de prolactina y oxitocina, las hormonas del amor maternal, mantienen la libido de la madre orientada hacia el bebé.

Las relaciones sexuales pueden reanudarse a los 30 o 40 días después del parto, pero cada pareja debe considerar cuál es el momento oportuno.

Aunque desde un punto de vista fisiológico no hay peligro, es cierto que muchas mujeres sienten molestias esa primera vez. Lo importante es ir poco a poco.

subir

EJERCICIOS

Es recomendable realizar ejercicio físico moderado y suave, que se irá aumentando gradualmente según las posibilidades. Al principio lo más recomendado es pasear.

El embarazo es un factor de riesgo, que puede causar problemas con pérdidas involuntarias de orina, prolapso genital, incontinencia fecal y disfunciones sexuales, por ello es recomendable hacer unos ejercicios para recuperación del suelo pélvico.

Este ejercicio se pueden realizar desde el día siguiente al parto, se trata de contraer el músculo (como si aguantaras las ganas de orinar), mantener la contracción unos segundos y relajar de nuevo la zona. Hay que hacerlo varias veces al día.

Para mejorar la circulación sanguínea, dibuja círculos hacia dentro y hacia fuera con las puntas de los pies, también debes hacerlo varias veces al día.

Para relajaros en los momentos de más tensión, podéis hacer unos ejercicios respiratorios, que incluso puedes compartir con tu pareja, consiste en inspirar lenta y profundamente, hinchando el abdomen, y expulsa el aire también lentamente, metiendo la tripa.

subir

 

Página principal